Entrevista a Luís Álvarez Gaumé

IMG_20110428_152616

“La universidad no ha de ser una fábrica de títulos. Ha de ser un lugar de excelencia en todos los ámbitos”

Luís Álvarez Gaumé, físico de la división teórica del CERN

Entrevista realizada el 5 de Diciembre de 2014 en el CERN

El Large Hadron Collider (LHC), el gran acelerador de protones que se encuentra cerca de Ginebra, en la frontera franco-suiza, acaba de reiniciar su funcionamiento después de más de un año y medio de parón. Analizamos con el físico teórico Luís Álvarez Gaumé la situación en la que se encuentra la física teórica después del descubrimiento del bosón de Higgs y sobre cuáles son sus predicciones sobre la teoría de cuerdas para esta nueva etapa en la que el LHC funcionará casi al doble de la energía a la que lo ha hecho hasta ahora.

Luís Álvarez Gaumé tiene una amplia carrera en la física teórica. Entre otros campos destacan sus estudios en teoría cuántica de campos y teoría de cuerdas donde ha trabajado codo con codo con los grandes nombres del mundo entero. Álvarez Gaumé fue el primer español en ser nombrado miembro de la Harvard Society of Fellows y fue en esta misma universidad donde trabajó como profesor. Actualmente es miembro de la plantilla del departamento de física teórica del CERN, que él mismo dirigió hasta hace poco tiempo.


 

Pregunta (P). Tus primeros pasos como investigador pasaron por Harvard, en uno de los ambientes académicos más…

Respuesta (R). Espectacular, uno de los mejores del mundo, sino el mejor del mundo.

P. ¿Cómo llegaste hasta Harvard?

R. Estudié física en la Universidad Autónoma de Madrid. Después de hacer el servicio militar, hice una maestría. Después me fui a Nueva York, donde trabajé con Dan Freedman, uno de los creadores de la supergravedad. Un año después nos fuimos los dos al MIT (Massachusets Insitute of Technology) donde acabé mi tesis doctoral. El mismo Freedman me propuso para la Harvard Society of Fellows. Hice la entrevista de acceso y salí seleccionado . Después de tres años trabajando allí y me ofrecieron un puesto de profesor en la universidad de Harvard. Allí estuve hasta el 1988.

P. Uno de tus trabajos más importantes lo desarrollaste en aquella época junto con Edward, Witten, considerado una de las mentes más brillantes del momento. Ese trabajo se produjo durante lo que se conoce como segunda revolución de la teoría de cuerdas….

R. Esa fue la gran explosión.

P. Cómo se vive siendo parte de una revolución intelectual?

R. La verdad es que no te das cuenta. En aquel momento había mucha excitación. Ese trabajo generó una gran expectación ya que permitía calcular cantidades como las masas de las partículas elementales a bajas energías. Fue un momento de gran euforia. Después es cuando vienen los “palos”. Cuarenta y tantos años después todavía no sabemos si tiene algo que ver con la realidad. En cualquier caso fue un momento muy interesante.

P. Este trabajo habla de las “anomalías gravitatorias”, un concepto que aparece en la película “Interstellar” pero que supongo que poco tiene que ver con ello.  Supongo que no tiene nada que ver…

R. No, yo creo que no tiene da que ver. En general las anomalías gravitatorias se utilizan por ejemplo para encontrar bolsas de petróleo mediante medidas de microgravedad de alta precisión.

En el caso de Interstellar, según lo que explica Kip Thorne, que de hecho  tiene más que ver con los viajes en el tiempo. Con la posibilidad de viajar al pasado. Aunque  entonces se generan una serie de paradojas como : ¿por qué no vemos turistas del futuro? Si alguna vez se hacen viajes al pasado, al menos no debe ser muy fácil de hacer o la humanidad no vivirá tiempo suficiente para verlo.

De hecho las soluciones de las ecuaciones de Einstein permiten la creación de objetos como los agujeros de gusano para ir de una zona a otra. Lo que no existen son soluciones que tengan el tamaño que permitan meter cuerpos macroscópicos durante un tiempo suficientemente largo.

P. Uno de los problemas de la teoría de supercuerdas es su dificultad para ser demostrada mediante experimentos. Incluso muchos científicos piensan que la teoría de cuerdas deja de ser una teoría propiamente científica. ¿Qué opinas al respecto?

R. Es cierto que la gente está preocupada. Pero la teoría de cuerdas ha producido cosas que son muy interesantes y que estaban fuera del alcance hasta el momento. Desgraciadamente no son conceptos que se puedan hacer con los experimentos que tenemos hoy en día.

Además es la única teoría seria donde uno se puede plantear conceptos de la formación y evaporación de agujeros negros, propiedades cuánticas del espacio y del tiempo…. y tiene resultados que han inspirado enormemente a los matemáticos.

La pregunta que te puedes hacer es: de todo esto ¿Qué sobrevivirá? Por ejemplo hay gente que apuesta por conceptos como la holografía. Claramente se necesita un cambio de paradigma. A bajas energías no hay ninguna predicción bien definida y eso genera bastante frustración.

P. La teoría de supercuerdas se basa en la supersimetría, que establece una nueva simetría entre bosones y fermiones. Hasta el momento el LHC no ha encontrado indicios de tal simetría. ¿Había esperanzas reales de encontrar algo a tan bajas energías?

R. Durante muchos años ha habido gente, de la que no vamos a decir el nombre, que se ha empeñado en decir que la teoría de cuerdas predice supersimetría a bajas energías. La pregunta es: bajo significa ¿qué?

Creo que realmente se ha hecho un servicio flaco a la comunidad ya que tal predicción no existe. Nos gustaría que la supersimetría fuese accesible para el LHC pero eso no es una predicción de ninguna teoría. Los que lo afirman, están engañando al público.

P. ¿Algunas de esas personas están en el CERN?

R. Hay algunas personas, pero básicamente esta comunidad americana la más empeñada en ello.


“Quien diga que hay razones para descubrir partículas supersimétricas en el LHC, está mintiendo”


P. El LHC se pondrá de nuevo en marcha a principios de 2015. ¿Cuáles son las predicciones realistas desde el punto de vista de la física teórica?

R. Ninguna clara. Puede haber muchas opciones. Podría suceder que se descubriera la partícula supersimétrica del gluón, el gluino. Eso sería para tirar fuegos artificiales. Pero claramente no lo sabemos.

Quizás lo más interesante es que la naturaleza nos sorprendiese con algo totalmente inesperado. Hay que estar preparado para todo. En otros experimentos, como el UA1 de los años 80, se predecía que allí se tenía que encontrar algo. Ahora esas predicciones no existen y quizás nos tengamos que conformar con poner una cota inferiores a nueva física.

P. Respecto a la materia oscura ¿Hay más esperanza de encontrar algo en el espacio, con experimentos como AMS, o en bajo tierra?

R. Medidas directas en el espacio son muy complicadas. AMS es el único experimento en órbita y los resultados no dejan de ser todo claros debido al ruido de fondo que generan las galaxias. Si realmente hay partículas de materia oscura, se descubrirían en experimentos en minas subterráneos. Lo que a este laboratorio le gustaría es descubrir una partícula de materia oscura utilizando neutrinos.

P. Pero. si no se descubre supersimetría, tampoco se puede descartar completamente…

R. No se puede descartar porque no hay una cota inferior. Hay argumentos de las supercuerdas que harían que la teoría fuera falsable como diría Popper. Lo que pasa es que se basan en observaciones de cantidades que hoy no podemos medir como puede ser la entropía de los agujeros negros.

P. Si en los próximos años no se descubre nada más significativo ¿Querrá decir que nos encontramos en un punto muerto?

R. Si ya supiésemos lo que vamos a ver, no sería ciencia. Hay que explorar todas las posibilidades, todos los recursos de los que disponemos, tanto bajo tierra como en el espacio. Por ejemplo seguimos sin entender la asimetría materia-antimateria y quizás se debería invertir en esa dirección. Hay que diversificar la búsqueda.

P. ¿Cómo se podría continuar justificando la inversión?

R. En el CERN cada cierto tiempo se hacen auditorías que demuestran que el retorno tecnológico, en un periodo de 10 años se recupera entre 2 y 3 veces lo invertido. Eso es como ir al mercado de valores e invertir en una empresa que te va a dar el 20% cada año. Seguro que inviertes allí.

Por otro lado la investigación en ciencia básica es la que da retornos más grandes a nivel de revoluciones como es el caso de la World Wide Web. Si el CERN recibiese una centésima de céntimo por cada clic, podríamos financiar este laboratorio durante los próximos mil años. También están los avances en terapia hadrónica que han revolucionado la medicina.

Los países donde menos se ha notado la crisis son aquellos en los que se invierte más en ciencia: Japón, Finlandia, Suiza… En 25 años de inversión sistemática en deporte, España se ha convertido en una potencia mundial. Lo que pasa es que con la ciencia se necesita más tiempo y es más caro. La ciencia española comenzará a coleccionar premios Nobel cuando empiece a invertir.

P. Hablando de inversión, recientemente se ha publicado que el España pagará casi toda la deuda que tiene con el CERN a finales de 2015, mientras que otras deudas se han saldado casi de inmediato. ¿Crees que con estas noticias se demuestra cuales son las prioridades del gobierno?

R. El señor Rajoy en una de las últimas reuniones dijo que las acuerdos están para cumplirse. Y no puedo estar más de acuerdo. Pero por alguna razón, los políticos en España no se toman la ciencia en serio. Cada vez que hablan de ciencia hay que echarse a temblar. Como cuando Aznar creó el programa Ramón y Cajal, un programa magnífico Creó 2000 plazas en 3 años, saturando el sistema. Eso es ir a salto de mata.

Hay que tener una visión que va más allá de la visión partidista, Hay que pensar a 20 años. Si se rompen los acuerdos con las empresas relacionadas con el mundo del petróleo, éstas dejan de invertir en el país y el sistema colapsaría.

Que la gente no investigue, ¿a quién le importa? Hay un problema estructural. El problema de la ciencia es que los políticos no se la toman en serio ya que no ven los retornos que produce. La educación es una de las cosas que no se ve como retorno. Es fundamental tener una universidad competitiva. En España solo hay una entre las 200 mejores del mundo. La universidad no es una fábrica de títulos. Es un lugar donde la excelencia ha de primar en todos los ámbitos.


“Los políticos españoles no se toman en serio la ciencia”


P. Vista la situación, ¿cómo podemos animar a los jóvenes para que no abandonen y sigan adelante?

R. Lo que tiene que hacer la gente joven tiene que seguir su vocación. Aunque no lo consigan y tengan que volver a su casa a trabajar en otra cosa, habrán hecho lo posible por tirar adelante. Si triunfas, fantástico. Si no, te buscas la vida de otra manera.

Salir fuera es muy duro y hay que trabajar mucho. Hay muchas barreras, hay que estar muy motivado, pero si se tienen las ganas, adelante. Si cuando eres joven no persigues tu ilusiones, ¿cuándo lo vas a hacer?

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. McClane dice:

    Interesante y honesta entrevista. Por qué no decirlo, más que la publicada recientemente en un medio generalista de cuyo nombre tampoco quiero acordarme.
    Y además oportunista, ya que siempre va bien para recordar que de algún modo con el LHC estamos viviendo, no sé si una época dorada, pero al menos sí un punto de inflexión en la física de partículas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s